El hombre, creación de Dios a su imagen y semejanza, está hecho para Dios, todo para Dios. El pensamiento del hombre está hecho para Él, todo él está hecho para su gloria Cuando el hombre encuentra a su Creador, a su Dios -y digo su Dios, porque Dios es suyo, es lo único verdaderamente que es del hombre, así como el hombre es para Dios primeramente-, y se da cuenta que su Dios, Jesucristo, el Señor, está en él, dentro de él, que él es tabernáculo de Dios, es entonces cuando se da a Él sin reservas, encuentra su plena felicidad, encuentra para lo que ha sido creado. Dios le realiza totalmente, plenamente, colmándole de sus dones, de su Amor. Cuando el hombre llega a este conocimiento es feliz, no tiene miedo a la Cruz, a eso que la gente llama cruz, sino que une sus sufrimientos a los de su Dios en la Cruz, conviertiéndose estos sufrimientos en algo tan preciado para él, que por nada cambiaría, pues ellos le asemejan a su Dios en Cruz y le permiten colaborar con Él en cumplir la Voluntad del Padre, esto es, "que todo los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad".

 

MES-2

Dia 1 Dia 2 Dia 3 Dia 4 Dia 5 Dia 6

Dia 7 Dia 8 Dia 9 Dia 10 Dia 11 Dia 12

Dia 13 Dia 14 Dia 15 Dia 16 Dia 17 Dia 18

Dia 19 Dia 20 Dia 21 Dia 22 Dia 23 Dia 24

Dia 25 Dia 26 Dia 27 Dia 28 Dia 29 Dia 30